Revista Memoria Gráfica N.8 2015

El diseño de cédulas electorales en el Perú

Vicky Ávalos Carrillo
Coordinadora de actividades culturales Facultad de Arte y Diseño

Descargar Artículo en PDF

RESUMEN

El desarrollo de cualquier proyecto de diseño implica tomar una serie de de­ cisiones que se verán reflejadas en un producto final y para tomar las mejores decisiones es importante investigar y analizar con detenimiento el problema a resolver. Así se podrá plantear una estrategia de comunicación adecuada y orientada al usuario final.

PALABRAS CLAVE

Investigación, acción, dimensión social, control del diseño.

INTRODUCCIÓN

La investigación proporciona dirección y enfoque (Leo­ nard, 2013) a los proyectos de diseño, permite obser­ var todos los componentes de un problema a resolver y determina la calidad del diseño final. Mientras más pro­ funda e interdisciplinaria sea la investigación, mayores serán los insumos con los que se cuente para diseñar. Investigar para diseñar, articula la dimensión social y cultural del diseño pues va más allá del binomio clien­ te­usuario integrando el contexto social y valiéndose de otras disciplinas como la psicología, la sociología y la an­ tropología, añadiendo mayor valor al trabajo de diseño.

INVESTIGACIÓN Y DISEÑO PARA ADMINISTRACIÓN

Dentro de los diferentes campos de acción del diseño, el área de diseño para administración (Frascara, 2000) es una categoría aún poco estudiada y comprende el dise­ ño de formularios, boletos de transporte, billetes, sellos postales y cualquier pieza que sea susceptible de falsi­ ficación. El diseño para administración es una categoría bastante compleja donde la funcionalidad está por enci­ ma del componente estético. Implica diseñar estructuras estandarizadas que garanticen orden y claridad en las instrucciones, así como un uso eficaz y rápido por parte de diferentes tipos de usuario. Además, debe contener elementos y materiales que prevengan falsificaciones. Es en esta categoría que podemos incluir el diseño de ma­ teriales electorales (cédulas electorales, padrones, holo­ gramas y otros formatos electorales).

El diseño para administración representa un desafío para cualquier diseñador pues debe atender a públicos muy di­ ferentes en una misma propuesta de diseño estandarizada.

EL DISEÑO DE CÉDULAS ELECTORALES EN EL PERU

́

En el Perú, el diseño de la cédula, así como de los de­ mas materiales electorales está a cargo de la Oficina Na­ cional de Procesos Electorales (ONPE), organismo que además tiene la función de conducir los procesos electo­ rales, de referéndum y otras consultas populares.

El conjunto de materiales electorales que se utilizan en la mesa de votación (cédula, acta padrón, y hologra­ mas) recibe el nombre de material crítico y son piezas gráficas que encajan dentro de la categoría de diseño para administración. Los ciudadanos podemos identifi­ car y reconocer los 3 materiales, pero sin duda, el mate­ rial que nos genera mayor impacto y expectativa, es la cédula de sufragio, pues es el formato a través del cual expresamos nuestra voluntad democrática de elegir a nuestras autoridades.

Un formato aparentemente sencillo y fácil de diseñar por lo simple de su estructura y composición, conlleva un tra­ bajo de investigación interdisciplinaria que se enriquece con diferentes tipos de saberes. El diseño de la cédula debe ser lo suficientemente claro para ser decodificada y usada por una población heterogénea y diversa en todo sentido (diferentes edades a partir de los 18 años, diferentes índices de alfabetización, diferentes estratos sociales, diferentes estilos de vida, personas con algún tipo de discapacidad, etc). En este tipo de proyectos, la simplicidad es un factor clave que facilita la rapidez del flujo de electores al momento de emitir el voto y el con­ teo de los votos durante el escrutinio. La manera más sencilla de alcanzar la simplicidad es mediante la reduc­ ción razonada que implica minimizar y simplificar todo aquello que pueda ser minimizado y simplificado sin perder calidad en el producto (Maeda, 2007). También es importante que dentro de la simplificación se con­ sideren criterios de visibilidad, continuidad, coherencia y claridad (Mijksenaar, 1997).

LA CÉDULA DE LAS ELECCIONES GENERALES 2001, MODELO PARA AMÉRICA LATINA

Hasta el año 2000 la producción de la cédula y todo el ma­ terial electoral sé había desarrollado atendiendo prefe­ rentemente criterios técnicos y económicos internos por encima del usuario final: el elector al momento de emitir el voto y el miembro de mesa durante el escrutinio.

En Diciembre de 2000, el Dr. Fernando Tuesta Soldevilla ¡asume la jefatura nacional de la ONPE con el encargo de realizar las elecciones generales del 2001 en un perio­ do de tiempo mucho más corto que en elecciones ante­ riores. Dentro de las tareas asumidas por nuevo equipo de la ONPE, se propone el resideño de la cédula electo­ ral y el acta padrón y se encarga dicha tarea a Imâgika, estudio de diseño liderado por Marita Quiroz.

Por primera vez, la ONPE forma un comité de diseño integrado por profesionales de diversas disciplinas para evaluar y validar las propuestas elaboradas por Imâgika. Este comité interdisciplinario se denominó más adelante Comisión de materiales y estaba integrado por un repre­ sentante de cada gerencia de la ONPE reuniendo así a educadores, abogados, sociólogos, antropólogos, in­ genieros, comunicadores y diseñadores para desarrollar todo el material electoral (material crítico, formatos de impugnación, sobres para guardar actas de resultados.

La propuesta elaborada por Quiroz planteó varios crite­ rios de diseño entre los que destaca el uso de casillas lo suficientemente grandes para que los símbolos de los partidos y las fotos de los candidatos fueran visibles y re­ conocibles aún para personas de edad avanzada o con baja visión. También aseguró suficiente distancia entre las filas contenedoras de las casillas para prevenir cualquier confusión. Este planteamiento con casillas y separaciones grandes permitió también que las marcas sobre la foto o el símbolo elegido no generen dudas entre los miembros de mesa y personeros al momento del escrutinio: si al marcar una opción el trazo salía de la casilla e invadía otra, había distancia sufuciente para reconocer dónde estaba la intención de voto del elector. Asimismo, las casillas en blanco de voto preferencial (para escribir el número de los candidatos al Congreso y Parlamento Andino) eran lo suficientemente grandes para cualquier tipo de usuario. Otro aspecto importante a destacar en el diseño es el establecimiento de jerarquías de lectura con el manejo tipográfico al momento de colocar las instrucciones en la cédula y una segmentación por color para diferenciar la elección del Presidente y VicePresidente de la elección de Congresistas y Parlamentarios Andinos.

También se consideró el contexto político: las eleccio­ nes tenían que organizarse y ejecutarse en un periodo de tiempo bastante ajustado e inmerso en un clima de desconfianza general que obligaba a cuidar hasta el más mínimo detalle del proceso electoral. Atendiendo al general clima de desconfianza, el material crítico con­ templó una serie de medidas de seguridad que evitaran cualquier tipo de falsificación: impresión en papel mo­ neda, cintillos de seguridad, hologramas,algoritmos y un ánfora totalmente transparente que permitía ver que estaba vacía al momento de iniciar la votación.

La propuesta fue “validada” con diferentes grupos focales en jornadas que permitieron identificar las di­ ficultades prácticas que tenían las personas al momen­ to de usar los materiales electorales y se hicieron los ajustes necesarios que permitieron alcanzar una pieza gráfica de calidad que se convirtió en la cédula mo­ delo para América Latina según el IFES (International Foundation for Electoral Systems) y otros organismos electorales internacionales que llegaron al Perú como veedores de las elecciones generales 2001. Desde en­ tonces han transcurrido 15 años y la misma estructura se sigue usando con la actualización de los símbolos de los partidos políticos y se ha usado de base para la elaboración de las cédulas de elecciones municipales, referéndum, revocatorias y otras consultas populares. Este modelo de cédula además, ha sido replicado en otros países de América Latina.

CONCLUSIONES

Todo buen diseño es el resultado de un buen trabajo de investigación interdisciplinaria que ha logrado articular experiencias o miradas de diferentes profesiones para enriquecer el producto.

Una buena propuesta de diseño trasciende el espacio y el tiempo, se vuelve perdurable extendiendo su uso y puede ser replicado o adaptado a diferentes contextos.

---------------------------------------------------------------------

BIBLIOGRAFÍA

  • Frascara, J.(2000). Diseño gráfico y comunicación. Buenos Aires: Ediciones Infinito.
  • Leonard, N.(2013). Investigación en el diseñog. Barcelona: Parramón.
  • Maeda, J.(2007). Las Leyes de la simplicidad. Barcelona: Gedisa.
  • Mijksenaar, P. (1997). Visual Function. An introduction to infor­ mation design. New York: Princeton Architectural Press.

 


La Revista DG Memoria Gráfica es una publicación del Departamento de Arte de la Pontificia Universidad Católica del Perú.Se autoriza
la reproducción de los contenidos de la revista, siempre y cuando se cite expresamente la procedencia de los mismos.