¿Dios ha muerto? La frase nietzscheana sobre la “muerte de Dios” y la vitalidad de los monoteísmos en la Modernidad

  • Bernhard Uhde Universidad de Friburgo
    Doctor en Filosofía con la tesis, luego publicada, Erste Philosophie un menschliche Unfreiheit. Studien zur Geschichte der Ersten Philosophie. I. Von den Anfängen bis Aristoteles, merecedora del Premio de la Sociedad Científica en 1977. Profesor de Historia de las Religiones en la Universidad de Friburgo d.B. (Alemania) y en la Universidad de Basel (Suiza). Es, además, profesor honorario de la Katholische Fachhochschule Freiburg, i.Br.  Director  del  Institut  für  West-Östliche  Weisheit  de  la  Universidad  de  Friburgo d.B. Es autor de Einheit und Gegenwart. Ein Versuch überReligion (1982). Editor de la serie Scientia & Religio de la editorial Karl Alber de Friburgo d.B. y del proyecto Edition Forum Humanum de la Fundación Udo Keller en colaboración con la Editorial Insel. Tiene numerosas publicaciones en revistas especializadas en Historia de las Religiones, Filosofía y Teología. Es portador de la Orden al Mérito de la República Federal Alemana por su contribución al diálogo interreligioso. Sus principales intereses están enfocados en los presupuestos filosóficos de las religiones.
Palabras clave: judaísmo, cristianismo, islam, muerte de Dios, autodeterminación, re-presentación

Resumen

En la época moderna, las grandes religiones monoteístas –judaísmo, cristianismo e islam– pueden dar la impresión de ser anacrónicas, pues por sus principios y sus rituales parecen pertenecer al medioevo. Una breve consideración de la historia de la ciencia occidental, ciertamente marcada por la filosofía  primera y efectuada la división en sus tres épocas –antigua, medieval y moderna–, parece confirmarlo. Como principio del pensamiento medieval puede considerarse al Uno,  reconocido por Plotino como condición necesaria de toda multiplicidad y que en las religiones es identificado con Dios. Con Descartes, la época moderna sustituye este principio, y al final de esta época Nietzsche afirma que “¡Dios ha muerto! ¡Dios permanece muerto! ¡Nosotros lo hemos matado!” Pero, ¿ha muerto Dios? Si la época moderna, si la Modernidad iniciada con Nietzsche ha matado a Dios, ¿quiere decir esto que también se le ha quitado la vida, la vitalidad, a las religiones monoteístas? ¿O siguen viviendo gracias precisamente a un asentimiento libre  y autodeterminado  a un Dios  vivo que puede  pensarse en  relación con el mundo y los hombres?

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Cómo citar
Uhde, B. (1). ¿Dios ha muerto? La frase nietzscheana sobre la “muerte de Dios” y la vitalidad de los monoteísmos en la Modernidad. Areté, 26(2), 207-228. Recuperado a partir de http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/arete/article/view/11106