El mejor remedio para un mal abogado podría ser... ¿otro abogado?

  • Erick E. Vargas Guevara Pontificia Universidad Católica del Perú

    Abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Jefe de práctica del curso “Introducción a las Ciencias Jurídicas” en la Facultad de Derecho de la PUCP, donde también ha sido adjunto de docencia del área de Derecho Administrativo. Asociado de Quiñones Alayza Abogados.

Palabras clave: Patrocinio debido, abuso del proceso, corrupción, ética profesional del abogado, temeridad, mala fe

Resumen

En el presente trabajo, el autor concluye que todo abogado debería encontrarse obligado a denunciar ante el Colegio de Abogados respectivo o ante el juez los casos de abuso del proceso que perjudiquen a su cliente, para que se sancione al abogado que se encuentra detrás de estas prácticas. El autor parte del hecho que, si bien el juez y los Colegios de Abogados son los principales llamados a sancionar el abuso del proceso, el reconocimiento de esta obligación del abogado puede ayudar a la protección de los derechos del cliente y a la consolidación del Estado Constitucional de Derecho. Bajo esa óptica, el autor plantea que todo supuesto de abuso del proceso es perpetrado ya sea porque un abogado lo incitó o porque lo consintió; por esta razón, siempre estará detrás un (mal) abogado. Justamente, un “remedio” contra un abogado que incurra en estas prácticas consiste en reconocer la obligación de todo abogado de denunciar a sus (malos) colegas, en defensa de su cliente y del Estado Constitucional de Derecho.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Cómo citar
Vargas Guevara, E. E. (2019). El mejor remedio para un mal abogado podría ser. ¿otro abogado?. IUS ET VERITAS, (58), 202-224. Recuperado a partir de http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/iusetveritas/article/view/21285